1/03/2010

Para el 2010


ENTRE EL BOSQUE
Principios de enero e inevitable mi reflexión al quedar de pie frente a la belleza de los bosques que rodean el lugar donde vivo. Justo este año que ha transcurrido lo hizo surcando brechas entre tiempos y experiencias grandes. Un accidente marcó como mínimo mi agradecimiento profundo a la vida, en el placer que comprende la insaciable sed por expresar desde el corazón ha sido esta experiencia la que me mantenido en silencio interno desde donde me pregunto honestamente que ser humano estoy dispuesto a forjar para hacer de este, mi mundo, un mundo más habitable.
¿Qué papel estoy dispuesta a interpretar en esta obra de teatro llamada vida? Cuando asumo son miles de obras simultáneas las que desde cada rincón se interpretan, millones de seres humanos, 5600 millones decía Facundo Cabral, tal vez más, un poco más, seis mil millones de plazas al descubierto para ser interpretadas mediante la elección de cada quien. El escenario es este mundo, tuyo y mío, el mundo de nuestros hijos y vecinos del barrio, el mundo de mi hermano en Toronto, del menor en Beijing. Es un escenario abierto, se trata sólo de tener el valor y elegir subir a actuar eligiendo cualquier forma de ser que llene de satisfacción y plenitud nuestra vida o en otro caso, oneroso caso: Seguir siendo espectadores de los dramas y comedias que otros interpretan. Juzgar, criticar y decir como crees se puede hacer mejor : “Aquel político lo hace mal, mi madre no entiende, mi hermano vive en su mundo, mis hijos no me obedecen” ¡Qué sé yo! Hacer esto además de fácil es infructuoso, lo realmente extraordinario es ser el autor y actor principal de tu propia obra, no dejar pasar un solo día más, en la indecisión de no creer poder hacerlo bien, de no poder cumplir expectativas, de no saber como apostar a mi propia historia vital, creer en nosotros mismos. Arriba en el escenario esta la verdadera acción, abajo no pasa nada. Desde arriba siendo responsable de mi tiempo y de mi mundo tendré claro lo que significa actuar para servir a otros, sin dejar de ser mujer contemplativa de lo bello, de buscar oportunidades que me permitan establecer ese vínculo profundo con aquello que mueve un interior lleno de vida y de ganas por seguir viviendo.

5 comentarios:

Silencios dijo...

Mi niña de la sonrisa más bella del mundo.
La vida bien lo sabes, es un ir y venir, acontecer el mañana después de sufrir el ayer.
Me gusta verte otra vez activa, esto me dice que todo está bien, y sigues con esa sonrisa que ilumina los cielos.

Mil besos de Feliz año, de cariño y para tus estrellas miles de abrazos de su "tita"
Gracias querida amiga por ser y estar en cada segundo mi vida, así de cerca.
TQM

Ursus Polaris dijo...

Hay personas que tienen una capacinad admirable de hacer su vida un arte. Muchos trabajadores y héroes silenciosos y anónimos. Un doctor, un barrendero, un vendedor de periódicos...
Quizás logremos aportar algo, un granito de arena a nuestra sociedad y nuestro entorno cercano. Siempre sin la perspectiva suficiente para poder decir si esa sociedad o ese ambiente son buenos y correctos. Siempre quedan nuestros efectos lejos de nuetras miradas.
¿Qué hacer por los cercanos? Es algo más fácil de realizar, si lo buscas, en tu ciudad, en tu entorno, incluso con gente algo más cercana.
Pero, ¿y los que viven lejos? Ay ésos. Poder hacer algo por ellos, desde la individualidad... Es algo tan difícil...
Muchos besos. Siento tu accidente, y me alegra que esté de vuelta.
TQM, recuerda.

PASSOFINNO dijo...

Quisiera decirte tantas cosas , pero el solo empezar a leerte y saber que estás bien y nuevamente escribiendo me embargo de felicidad, ¡ estoy feliz de saberte y de leerte , saludos mi maravillosa amiga , un beso , un abrazo y la mejor de mis sonrisas !

GAB dijo...

Vengo a dejarte un abrazo de inicio de año, ahora que es un re-comienzo, y lo que escribiste me hace pensar, en lo misterioso que es el acto de vivir, y de que como escribia en algun lado Rilke, toda vida, sin embargo es vivida, sentida desde la profundidad de un yo que se ufana a dar lo mejor de si, cuando desde la sangre, desde generaciones, a traves de los aspectos terrenales, se vislumbra un poco de esa eternidad a la que aspiramos.

Abrazo en tierra.

Cris dijo...

Gracias por tus palabras en mi recién estrenado blog. Dice mi hija mayor en un poema: "Siempre es comienzo". Te mando un abrazo de principio de año